Atrapado en un pirado (Meet Dave, 2008)

enero 30, 2010

¿A que te entran ganas de verla?

¡¡¡Visitad www.elmarginado.com!!!

Dirigida por Brian Robbins

Intérpretes: Eddie Murphy, Elizabeth Banks, Gabrielle Union, Scout Caan

Crítica: lo primero que me gustaría hacer es darle un sonoro aplauso al lumbreras que ha traducido Meet Dave (Conoce a Dave) por “Atrapado en un pirado”. Desde luego, el título original no es que sea ninguna maravilla ni indicativo de nada que tenga que ver con la película, pero me puedo imaginar el largo proceso de imaginación que tuvo que conducir para su traslación al castellano. En fin…

Nadie va a discutir ya que lo mejor de Eddie Murphy lo vimos hace tiempo. Concretamente, al principio de su carrera. Si acaso, se puede considerar como un buen broche a su filmografía su participación en Dreamgirls, pero perpetuar esta serie de comedias “blancas” –eh, aquí tenemos un buen chiste – me parece innecesario. Casi tanto como el que se sigan estrenando en cines españoles en detrimento de otras películas patrias que, cuanto menos, deben tener la misma gracia que ésta.

No es que sea una total pérdida de tiempo. Atrapado en un pirado tiene algunas ideas buenas que, no obstante, no saben ser aprovechadas. No hay ningún momento verdaderamente destacable, a no ser el del recurrente macho que se convierte en la loca de la función. No hay humor negro –ya van dos chistes en una sola crítica, estoy que me salgo -, ni ingenio, ni ganas de innovar o, cuanto menos, traspasar algún límite de lo meramente correcto. Y eso, en una comedia, es casi un pecado.

La nota: 2

La escena: Eddie Murphy es expulsado de su propio cuerpo y tiene que sortear todo tipo de obstáculos para regresar a él al más puro estilo Cariño, he encogido a los niños. Ah, qué tiempos aquellos…

¡¡¡Visitad www.elmarginado.com!!!


ROCKEFELLER PLAZA: primera temporada

junio 18, 2009

30rock¡¡¡Visitad: http://www.elmarginado.com!!!

Toda esta mierda de El Marginado me cabrea más que nada porque me parece un humor chabacano y absurdo. Menos mal que en esta vida te puedes desquitar con otras cosas, como la primera temporada de Rockefeller Plaza (30 Rock, en inglés).

La trama gira en torno a un programa de televisión de la NBC que se ve sacudido por la llegada de un nuevo jefe (Alec Baldwin) y la imposición de una estrella de cine al estilo Martin Lawrence o Eddie Murphy, y cómo afecta eso a la directora del programa (Tina Fey) y al resto del equipo: guionistas, actores, etc… Es decir, juegan con el rollo de la televisión dentro de la televisión, premisa que a priori da mucho juego.

Bien es cierto que, como la mayoría de sitcoms, esta producción de NBC me creó una cierta inquietud en sus primeros capítulos. Desde que terminó Friends, todo el mundo espera que aparezca la gran serie que pueda sustituirla, pero casi todas pierden con la comparación que, por otra parte, es injusta.

Rockefeller Plaza, en sus primeros 21 episodios, tiene momentos bastante graciosos, aunque quizás abusan un poco de los chistes metiéndose con la propia cadena que te paga, algo que ya se hace en Los Simpsons o Padre de Familia. Eso sí, mejora capítulo a capítulo y termina la primera temporada a muy gran nivel, sabiendo aprovechar a casi todos los personajes y con un ritmo bastante ágil y divertido.

Lo mejor sin duda es que la serie ha servido para encontrarle un lugar a Alec Baldwin, que incluso ha gando varios premios Emmy y Globos de Oro como mejor actor de comedia. Personalmente, nunca le veré en un papel mejor que el que interpretaba en Glengarry Glenn Ross, pero aquí hace como una prolongación de aquel rol y es cierto que es, sin duda, el personaje que le ha devuelto al candelero y que puede hacer que vuelva a despegar… aunque quizás para eso ya sea tarde.

Veremos cómo continúan las siguientes temporadas. La primera, de momento, tiene mi visto bueno.

Para más: ¡¡¡Visitad:www.elmarginado.com!!!