PROMESAS DEL ESTE (Eastern promises, 2007)

diciembre 26, 2009

Viggo, siempre generoso

¡¡¡Visitad www.elmarginado.com!!!

Dirigida por David Cronenberg

Intérpretes: Viggo Mortensen, Naomi Watts, Vincent Cassel.

Crítica: decepcionante película de David Cronenberg, cuya mayor gloria estriba en las interpretaciones de Mortensen (candidato al Oscar por este papel) y Vincent Cassel (siempre a re-descubrir).

El guionista, Steven Knight, empezó a escribir lo que era un encargo para un telefilm, y lo cierto es que uno se da cuenta enseguida de que lo que está viendo difiere muy poco de esos bodrios de sobremesa que empiezan con una leyenda que reza: “basado en hechos reales”.

No es que la película de Cronenberg sea del todo infumable, pero se queda en tierra de nadie, no aporta nada nuevo y hasta da la impresión de que los 96 minutos que dura podrían haberse convertido en 30 y ninguno nos hubiéramos quejado.

Desde luego, está a años luz de su anterior colaboración con Viggo Mortensen (Una historia de violencia) y no llega al nivel de otras obras suyas mucho más interesantes –aunque también más experimentales -.

En cualquier caso, tanto el director como los principales mimbres de su reparto con gente que merece la pena seguir a donde quiera que vayan e, independientemente del resultado que consigan, el mercado debería de hacerles hueco y darles más cuerda en sus ambiciones artísticas. Desconozco si parte del (relativo) fracaso a nivel creativo que supone el film son por problemas de esta índole, pero el director de la cinta, al menos, parece por momentos comedido. Algo que no es muy habitual en él.

Nota: 3

La escena: la pelea a muerte (y en pelotas) de la sauna. Puro Cronenberg condensado en cuatro minutos de pura sangría sexual. Sólo por esta escena ya (casi) merece la pena tragarte el resto del metraje. Por eso y por Vincent Cassel.

¡¡¡Visitad www.elmarginado.com!!!


EL PLAN MAESTRO

abril 25, 2009
Tengo un plan maestro para conquistar el mundo.
Os estaréis preguntando: “¿Pero de qué va este gilipollas?”. Bueno, por supuesto, no sería un plan maestro si no fuera un secreto. ¿Os imagináis que Hitler hubiera entrado en la sinagoga central (o como se llame) y hubiera dicho: “Eh, amigos, vais a flipar con lo que se me acaba de ocurrir; el único problema es que… am… bueno… ¿no os apetece primero una ducha y luego hablamos?”
Así que de momento vais a tener que joderos y esperar. Eso sí, os prometo que la espera merecerá la pena. Y para hacer esto más ameno, me he proppuesto hablar de todo aquello que le gusta al ciudadano de a pie; no sé… Gran Hermano, Operación Triunfo, tías buenas, fútbol, música pastelosa…
Ya lo dijo César: “Pan para el pueblo y hambre para mañana“. ¿O no era exactamente eso?
Terminaré diciendo lo mismo que al principio: tengo un plan maestro para conquistar el mundo… esperemos que no se termine antes y me lo joda.

Para más: ¡¡¡Visitad:www.elmarginado.com!!!